Querétaro

25 aniversario de la inscripción de la zona de monumentos históricos de Querétaro en la lista del patrimonio mundial

Postales patrimonio UNESCO
961Visitas

Este año se celebran 25 años de que la Zona de Monumentos Históricos del primer cuadro de la ciudad, fuera inscrita en la lista del patrimonio mundial por la UNESCO, en 1996.

Ejemplo excepcional de una ciudad virreinal, el Centro Histórico de Querétaro conserva las trazas originales del sector indígena al oriente con el español al poniente. La Zona de Monumentos Históricos incluye 203 manzanas en un área de 4 kilómetros cuadrados en la que se preservan en uso y en buen estado 1,400 edificios, plazas, fuentes, conventos, templos y monumentos que representan el carácter original del barroco queretano.

Para conmemorar este evento la Secretaría de Turismo del Municipio de Querétaro ha publicado un juego de seis postales mostrando algunos de los monumentos más icónicos de la ciudad, conoce los monumentos incluidos en las postales:

Acueducto de Querétaro

Acueducto de Querétaro

Edificación monumental de 1.28 km de largo y compuesta actualmente por 74 arcos que alcanzan una altura máxima de 28.5 metros. Formó parte de un sistema hidráulico que transportaba agua desde el ojo de agua “El Capulín”, en la población de la Cañada, hasta el Convento de la Cruz en Querétaro desde donde se distribuía a fuentes y piletas por toda la ciudad.

Fue construído entre 1726 y 1735 con el patrocinio mayoritario del marqués Juan Antonio de Urrutia y Arana; su costo fue de $124,791 pesos. A la construcción del acueducto la rodea la leyenda de un amor no correspondido del marqués por una monja capuchina quien le pidió que construyera éste monumento en prueba de su amor.

Jardín Zenea y templo y ex-convento de San Francisco

Este imponente ejemplo de arquitectura conventual fue construído entre 1540 y 1698 y abarcó una amplia zona del corazón de la ciudad virreinal: el actual Museo Regional de Querétaro (1936), el Jardín Zena (1876) así como varios edificos que rodean al templo formaron parte de este conjunto.

El 1861 la fuerzas Liberales derribaron a cañonazos parte de la barda del recinto y las capillas del convento. Destrozaron y quemaron esculturas y pinturas, así como ornamentos sagrados. Así comenzó la destrucción del recinto, el cual ocupaba el área que actualmente ocupan cuatro y media manzanas. El sitio fue conocido como la “Plaza de los escombros” y fue reconstruido para uso civil durante diversos períodos desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX.

Patio Barroco del Claustro del ex-Convento de San Agustín

Este impresionante patio es considerado uno de los más bellos de Latinoamérica y uno de los monumentos artísticos más sobresalientes de México. A su alrededor se erige el ex-convento que actualmente aloja al Museo de Arte de Querétaro.

Construido entre 731 y 1745 durante el esplendor barroco de la ciudad y bajo la dirección de Ignacio Mariano de las Casas y al padre Luis Martínez Lucio, el patio ostenta una abundante iconografía religiosa anidada en nichos, coronando columnas u ornamentando su preciosa fuente central.

Templo y convento de la Santa Cruz

Testigo de la historia y corazón de la ciudad de Querétaro, el templo y convento de la Santa Cruz fueron construidos en la cima del cerro de Sangremal donde la leyenda relata que una aparición de Santiago Apóstol decidió la batalla entre españoles y chichimecas.

En el templo se encuentra una réplica labrada en piedra de la Santísima Cruz de los Milagros y el convento fue sede del Colegio de Santa Cruz de Querétaro desde donde partieron misioneros franciscanos tan célebres como fray Antonio Margil de Jesús o fray Junípero Serra a evangelizar las regiones del norte y centro de América. La tradición dice que el bastón de fray Antonio Margil reverdeció al ser plantado en los jardines del convento y actualmente es un árbol que da espinas en forma de cruz.

El convento también sirvió de cuartel general a Maximiliano de Habsburgo durante el sitio de Querétaro en 1867 y actualmente es un centro de estudios filosóficos de la provincia franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán.

Plaza de armas de Querétaro, Casa de la Corregidora y andador 5 de Mayo

El andador 5 de Mayo, es una de las calles más animadas y sin duda la más bonita de Querétaro. Nace al pie de la Casa de la Corregidora en Plaza de Armas y desemboca frente al Jardín Zenea donde una escultura conmemora la danza de los concheros como Patrimonio Histórico Cultural Inmaterial de la ciudad.

La Plaza de Armas de Querétaro es un espacio rodeado de espléndidos edificios virreinales del siglo XVIII como la Casa de Ecala. En el centro de la plaza destaca la fuente coronada por la estatua del marqués de la Villa del Villar del Águila, promotor de la construcción del acueducto de la ciudad.

Encabezando la plaza, por el norte, se encuentra la “Casa de la Corregidora”; actual Palacio de Gobierno del Estado de Querétaro. Esta casona del siglo XVIII fue la Casa Real y Cárcel en donde el corregidor don Miguel Domínguez y su esposa doña Josefa Ortíz de Domínguez sostuvieron las reuniones secretas de la Conspiración de Querétaro que desembocaron en el inicio de la Guerra de Independencia de México.

Retablos del templo de Santa Rosa de Viterbo

Espléndida y monumental joya del barroco novohispano, el conjunto del templo y Real colegio y beaterio de Santa Rosa de Viterbo es la obra maestra de los queretanos Francisco Martínez e Ignacio Mariano de las Casas. Luego de servir como recinto para las niñas beatas en sus inicios, el el antiguo convento se utilizó como el Hospital General de Querétaro durante el siglo XX y es sede actual del Centro de las Artes de Querétaro.

Terminado en 1752, las torres, cúpula y fachada mudéjares del templo encierran seis retablos dorados de estilo barroco ecléctico además de una preciosa colección de reliquias, óleos y mobiliario virreinal.